domingo, 12 de noviembre de 2017

Por qué ya no soy de UPyD








Yo me afilié a UPyD porque era el partido que defendía la igualdad en toda España y entre todos los españoles. Por tanto, pretendía la eliminación de los privilegios fiscales vascos y navarros, los privilegios ante la justicia de los aforados, la diferencia de financiación y de servicios entre las Comunidades Autónomas,  las diferencias legales e institucionales entre hombres y mujeres,…
 

Me gustaban sus propuestas sensatas enfocadas a la resolución de los problemas y no a la satisfacción de alguna ideología o de los intereses del partido. Me sorprendió gratamente su defensa de España, de la bandera y de los símbolos constitucionales, su persecución de la corrupción y de los corruptos, su objetivo de la necesaria regeneración democrática tan corrompida por el manoseo del bipartidismo y sus constantes concesiones a los nacionalismos…
 

Con la llegada de la crisis de 2007/2008, la gente empezó a hartarse de nuestra clase política llena de privilegios y corrupción mientras los ciudadanos las pasaban canutas. UPyD empezó a subir en las encuestas. El partido (o mejor dicho, sus dirigentes), bravos de por sí, se crecieron aún más. Lo apostaron casi todo a la lucha contra la corrupción. Sentaron en el banquillo de los acusados a entidades y a personas muy poderosas. Eran momentos de gran ilusión. Sabíamos que no íbamos a gobernar, pero parecía que íbamos a tener un gran respaldo ciudadano y que íbamos a hacer grandes cosas, que la gobernación de España iba a pasar por pactos con UPyD y, consecuentemente, por el cumplimiento de los objetivos de regeneración que UPyD pretendía. Qué ingenuidad la nuestra. Los poderes fácticos se conjuraron. Lanzaron una inmensa campaña de desacreditación contra la líder, Rosa Díez, probablemente el mejor político que había en España en ese momento. Realmente no podían atacar al partido porque era intachable. Fomentaron el ascenso de C’s desde la nada para ocupar el lugar de UPyD y derivar el voto de los descontentos con el bipartidismo. Incluso se inventaron que era casi lo mismo que UPyD. Difundieron por todos los medios visuales, escritos y radiados que Rosa Díez era autoritaria y personalista. Eso mientras aupaban el personalismo de Albert Rivera y de Pablo Iglesias, sin disimulo ninguno. Empezaron a airear encuestas amañadas en las que caía estrepitosamente UPyD a la par que subían quienes les interesaban. La gente, que es fácilmente manipulable, se tragó el anzuelo. Llegaron las elecciones municipales. UPyD, que llevaba años de buen trabajo, de dignidad, de limpieza, con el incuestionable aval de los servicios prestados a los españoles, fue apartado de la mayoría de los ayuntamientos. Los votantes colocaron en su lugar a C’s, que no habían hecho nada, pero que salían mucho en la tele. Fue algo realmente injusto y que demostraba el gran defecto de la democracia: lo fácil que resulta manipular al populacho para que vote lo que interesa a quienes manejan los hilos. Aunque ello implique su autodestrucción (como con el independentismo catalán).
 

Luego vinieron varias elecciones encadenadas y en cada cuál, UPyd más hundido. Hasta PACMA sacaba más votos. El resultado fue que los votantes dejaron fuera del parlamento al único partido que había luchado realmente por el interés de los ciudadanos y contra la corrupción (UPyD) y que los partidos más corruptos volvieron a ser los más votados (los que hacían política de partido). Con lo cual, el pueblo español lanzó un mensaje muy claro a los políticos: no merece la pena que se esfuercen contra la corrupción. Pueden robar tranquilamente, que no se lo tendrán en cuenta a la hora de votar.
 

Mientras, a lo largo de todo este trayecto, los más avispados (o chaqueteros) se fueron reubicando en otros partidos. La mayoría en C’s, que prometía poltronas. Otros, los mejores, fueron causando baja del partido y volvieron a sus menesteres. Al final quedamos cuatro idealistas, cada cual con sus virtudes y defectos, pero sin un líder carismático, sin gente de auténtico nivel que sustituyesen a los que se habían ido. Íbamos perdiendo la ilusión poco a poco. Los dirigentes del partido no nos movilizaban, no proponían iniciativas, ni siquiera se ponían en contacto con nosotros. Todo estaba cada vez más parado. Últimamente, el ser de UPyD consistía simplemente en pagar las cuotas mensuales. Algunos (3 en Extremadura) nos seguíamos reuniendo para charlar de política y lamentarnos por el abandono que padecíamos por parte del partido y por su carencia de iniciativas y liderazgo. Cada semana más desilusionados.  

Poco a poco se había hecho con el partido el colectivo LGTB. Siempre les apoyé en sus reivindicaciones con un retuit, aunque muchas veces me parecían demasiado victimistas y hasta absurdos en ocasiones. En las pocas veces en que les planteé una posición contraria a la Ideología de G€n€ro, éstos las justificaban diciendo que era la línea del partido (siendo falso). Yo les argumentaba que los estatutos de UPyD están en contra de la discriminación por razón de sexo. Los LGTB del partido justificaban esa discriminación con las soflamas de la Ideología de G€n€ro. Yo los ponía en evidencia puesto que ellos bramaban contra la discriminación por orientación sexual (homo) y promovían la discriminación por orientación sexual (hetero, claro). Y resulta que estos homosexuales pretenden que les apoye contra una discriminación que dicen padecer,  pero se niegan a apoyarme en la que yo padezco, e incluso fomentan que se me discrimine por mi orientación sexual hetero. No es esa la forma de hacer amigos y conseguir apoyos, ¿verdad?
 

Finalmente, en el III Congreso, consiguieron transmutar el partido de la igualdad en un partido más de discriminación en función del sexo o la orientación sexual. Así las cosas, estaba yo en un debate (o discusión) en tuiter con algunas feministas. Ya sabéis cómo son estas RadFem. Después de largo tiempo provocando, ofendiendo, insultando,… en fin, ya digo, ese tipo de feministas,… pues van y me denuncian ante el partido diciendo que las había insultado, que yo hacía apología de la violencia machista y todas esas cosas que suelen decir en sus habituales denuncias falsas. Y va el partido y se pone a los pies de las feministas y me suspende cautelarmente de militancia, sin preguntar. Pero resulta que yo estaba defendiendo la postura del partido ante la gestación subrogada (o vientres de alquiler). A mi, personalmente, el tema ni me va ni me viene. Pero el caso es que no se puede castigar a un afiliado y cargo orgánico por defender púbicamente las ideas del partido.
 

Esto fue la gota que colmó el vaso. Le envié una carta al partido explicándoles lo sucedido y afeándoles su postura. Ahí decidí dejar definitivamente UPyD. Este partido ya no el que luchaba contra las injustidicias, contra las deisgualdades, contra los privilegios. Ya no queda gente de nivel ni actidad. Ya no mantiene las políticas por las que nos afiliamos tantos idealistas que queríamos cambiar España, que queríamos regenerar la democracia española. Ahora es otro partido del montón, políticamente correcto y que pretende discriminar a las personas según su género.

No puedo pedir el voto a mis amigos y conocidos para un partido que va a utilizar ese voto contra ellos y contra sus hijos por haber nacido varones. 




P.D.:   Carta de respuesta al partido

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Carta a UPyD por expediente de expulsión







PREÁMBULO


Un debate en tuiter con feministas. Temática: la gestación subrogada (vientres de alquiler). Tema que ni me va ni me viene, pero defendía la postura del partido: a favor. Las feministas en contra, por supuesto. Finalmente, las feministas, como siempre, a hacer daño. En lugar de luchar de tú a tú, a cara descubierta, con el pecho por delante, cobardemente escriben una denuncia al partido con mentiras y amenazas para cargarse los fundamentos democráticos como son la libertad de opinión o el proselitismo político. El Consejo de Dirección (CD) del partido se acojona y rápidamente escribe una carta a estas cuatro feministas radicales. El CD, con el rabo entre las piernas, pide perdón por algo que nadie ha hecho y ofrece la cabeza de un afiliado y cargo orgánico del partido que defendía las políticas de éste ante quienes las atacaban.  Muy feo, ¿verdad? ¿Cómo confiar en quien te va a vender a la más mínima (sin siquiera 30 monedas)?

Dos meses después me mandan copia de todo esto a mi comunicándome que me habían abierto expediente de expulsión y que me habían dado de baja de militancia cautelarmente. Así, antes de juicio. Sin preguntar si las acusaciones tenían algún fundamento (sabiendo cómo mienten las feministas). Sin informarse de qué iba el tema. Poco democrático (y muy injusto) es el partido que actúa de esa manera.

Bueno, me daban un plazo para responder a las acusaciones (pero si ya habían dictado sentencia) y respondí, por supuesto. Nunca me callo, y menos ante la injusticia y los atropellos.





CARTA DE RESPUESTA 



Buenos días.

He recibido la comunicación de apertura de expediente disciplinario y por la presente, paso a responderlo punto por punto.

Pto. Primero: Como ya le dije a Carlos Cotón, nunca he querido notoriedad ni publicitarme en internet. Abrí cuentas en facebook y en twitter exclusivamente porque así me lo pidió el partido alegándome que para UPyD las redes sociales son fundamentales. Esas cuentas las abrí para la política y en ellas hablo exclusivamente de cuestiones políticas y/o ideológicas. Eso, evidentemente, incluye a la Ideología de Género.

En ninguna de mis conversaciones me “identifico” como coordinador o delegado de igualdad o algún otro de los varios cargos que ostentaba. Esos cargos estaban en mi perfil como consecuencia de lo que digo arriba: se trata de cuentas creadas a petición del partido y usadas para el desarrollo político de mis funciones en UPyD. Ya sé que no podemos simultanear cargos orgánicos, pero es que éramos pocos y la mitad ni aparecían. Así que los pocos que nos pringábamos teníamos que desarrollar múltiples cargos a la vez, aunque no fuese reglamentario.

Con el transcurrir del tiempo, esos cargos quedaron obsoletos y no llegué a actualizar mi situación orgánica. De hecho, la cuenta de twitter de UPyD Mérida aún lleva el logo antiguo, el original. Tampoco la he actualizado.

Por cierto, cuando Carlos Cotón me dijo que no podía poner cargos que ya no existen, los quité y no puse los que sí que existen y ostento.
                                                    
Pto. Segundo: Decís que desmentís afirmaciones mías. ¿Qué desmentís? No he visto tal desmentido. No se puede desmentir algo que no se ha dicho. Estas feministas me acusan de “hacer apología de la violencia machista”.  No habéis desmentido que yo haga tal apología, ni que no la haga. De hecho, hacer apología es defender o alabar  algo o a alguien. ¿Dónde hago yo una alabanza de la violencia machista contra las mujeres? En ningún sitio, por supuesto. Estamos, por tanto, ante otra de las constantes denuncias falsas del feminismo.

En vuestro “desmentido” afirmáis que no ocupo ningún cargo. Eso es falso. Mentís o estáis en el Consejo de Dirección sin saber qué partido estáis dirigiendo. En Extremadura, la Coordinadora Territorial es Lupe, el Responsable de Organización es Rogelio, y el resto de miembros somos todos “vocales”.  Yo soy vocal del Consejo Territorial de Extremadura. Si decís que vais a desmentir y lo que hacéis es contar mentiras, pues me obligáis a desmentiros yo a vosotros (en este caso de verdad).

Pto. Tercero: Decís que mis “manifestaciones” “han generado comentarios negativos hacia UPyD”. ¿Y? ¿Cuál es la novedad? Estamos en política, todos hacen comentarios negativos de los rivales. De hecho, las ideologías radicales (como la Ideología de Género) suelen ser especialmente virulentos y agresivos contra los demás. ¿Sabes cuál es la forma de que no digan nada negativo de UPyD? Disolviéndose. Y quizás ni siquiera por esas, porque nos tachan de fascistas y lindezas similares. Ahora dime que no lo sabías, que te acabas de caer de un guindo. Porque las publicaciones de la cuenta oficial de UPyD en twitter también reciben comentarios negativos, ¿o no lo sabíais?

Pto. Cuarto: Cierto, al reclamarme Carlos Cotón que eliminase de mi perfil los cargos que ya no ostentaba, lo que hice fue quitar toda alusión a UPyD.

¿Os preocupa que hablen mal de vosotros quienes os odian y nunca os votarán? Las tenéis claras. Lo que os debe preocupar es que no hablen mal de vosotros quienes os apoyan, quienes os sustentan y quienes os votan. Cómo ha decaído el C.D. desde que se fue Rosa, Gorriarán,…

Pto. Quinto:

              

Pto. Sexto:

                Está claro, lo dicen los estatutos, el C.D. es el competente para los procedimientos disciplinarios. Por cierto, ¿Qué indisciplina he cometido? Me pidieron que eliminase mis cargos obsoletos, y lo hice disciplinadamente.

Pto. Séptimo:

                Lo que decís es una atrocidad inadmisible. Entráis en la senda liberticida del Feminismo de G€n€ro. ¿Cómo que lo que digo “excede el límite de la libertad de expresión que puede tenerse en una cuenta privada”? ¿Os dais cuenta de lo que decís? ¿Vais a cargaros la libertad de expresión consagrada en la Constitución para subyugarla a los intereses de la liberticida Ideología de G€n€ro? Lo menos que deberíais hacer es exponer qué frase o palabra (en su contexto) excede la sagrada LIBERTAD DE EXPRESIÓN. El hacer esas acusaciones tan graves sin aportar nada, pegando tiros al aire, crea indefensión y, por tanto, es muy rastrero. Me estáis recordando aquello que se decía en el Franquismo: “En España existe la libertad, lo que no se consiente es el libertinaje”. Me parece que estáis degenerando hacia una dictadura (la de G€n€ro en concreto)

Pto. Octavo:

                Esos cargos no los ostento, como ya hemos dicho. Los he ostentado. Estaban ahí por dejadez. Ahora no ostento cargo local (ni yo, ni nadie), ostento cargo territorial en el Consejo de la Comunidad Autónoma de Extremadura. 

Pto. Noveno:

                El mencionado artículo 12.2.j dice: “Ser encontrado culpable en un solo expediente disciplinario por dos o más faltas graves.

¿Cómo? ¿El nuevo UPyD va a aplicar la inconstitucional presunción de culpabilidad como la Ideología de G€n€ro? ¿En qué juicio se me ha encontrado culpable si estamos en plena instrucción? “Joder, qué tropa”, que diría Mariano.

Pto. Décimo:

                Vale, entendido, si alguien dice algo que moleste a una feminista, ésta exige su cabeza y el nuevo CD se la entrega en bandeja. Conocéis la historia de Salomé y San Juan Bautista, ¿verdad?

                Ya ves, este UPyD no tiene nada que ver con el UPyD al que nos afiliamos en su día.

Pto. Decimoprimero:

                Este lo discutimos luego, antes vamos a la denuncia feminista.

Las capturas de pantalla que aportan como “pruebas” son ilegibles en su mayoría, y eso que he usado una buena lupa. Soy aficionado a la fruticultura, especialmente de frutales exóticos. Con esa lupa puedo distinguir los pulgones por su cara. Hasta distingo al que está sonriendo del que tiene el ceño fruncido.  Pues nada, imposible leer esas capturas de pantalla. Algunas sí que se leen, por ejemplo en la que después de las típicas amenazas feministas de represión le reto a que me vengan las feministas con las tetas al aire a la puerta de mi casa, como suelen hacer en la tele, pero que me lo digan antes para avisar a mis amigos.

En esa captura digo literalmente:

“¿Pq? A esas feministas les gusta enseñar las tetas y a nosotros nos gusta que nos las enseñen, pues todos contentos. ¿Dónde está el problema?”

A lo que replica con mala fe una de las feministas:

“A vosotros, a quién, a los de @UPyD?”

Yo le respondí:

“Cuando digo a nosotros me refiero a mis amigos y a mí. A los de @UPyD, a unos les gustan las tetas y a otros los pectorales”

Buena respuesta, ¿eh?. ¿Qué, que no? Claro que sí, por eso la han quitado de las “pruebas”.  ;-)

En otra “prueba” digo:

“Esto es tremendo, el feminismo justificando el asesinato de menores y la fiscalía no hará nada, claro.”  Y debajo la cita a la que me refiero. La cita a la que me refiero es ilegible, por tanto no la puedo reproducir aquí. Pero cualquiera que esté un poco puesto en el tema sabe cómo se rasgan las vestiduras las feministas ante cualquier acto de un hombre y cómo miran para otro lado, e incluso justifican los crímenes de las mujeres. Las hay incluso que animan a asesinar a hombres y a niños varones como ésta:
https://gaceta.es/noticias/youtuber-feminista-defiende-asesinato-los-hombres-26012017-1333/  (Una feminista pide 'matar a los hombres y bebés varones')

Supongo que cuando se habla de feminazis se refieren a genocidas como ésta. Pero las otras feministas resultan ser partícipes de ello. Si no por acción, sí por omisión. Cuando algo les molesta la lían parda y exigen cabezas. Pero ante este tipo de feministas genocidas parecen complacidas.

 Estamos hablando de gente que utiliza a las mujeres asesinadas para imponer la injusticia, la discriminación, la doble vara de medir y represión que se ejerce con la LIVG y que se les queda corta y quieren hacer más daño ahora utilizando a los niños. Recurren al sentimentalismo de los pobres niños que quedan huérfanos cuando un hombre asesina a su madre. Lo dicen estas hipócritas que utilizan la LIVG para que se condene a los niños a crecer sin padre, que dejan niños huérfanos de padre vivo y de familia paterna por decenas de miles. Que exigen que se prohíba a un padre acercase o hablar con sus hijos si le ponen cautelares por “VioGen” sin importarles que sean inocentes en la inmensa mayoría de los casos. Sin embargo, a los asesinos, terroristas, corruptos, delincuentes habituales, drogadictos,… y a las maltratadoras no les ponen pegas para estar con sus hijos, sólo a los que estigmatice la dañina Ideología de G€n€ro.

Ostras, ahora van a decir estas feministas que las he insultado al llamarlas hipócritas. Estarán muy ofendidas y seguro que se sienten maltratadas por el heteropatriarcado. Pero es que resulta que cuando los niños y niñas son asesinados por su madre no quieren que se las castigue con la misma contundencia. De hecho suelen justificarla. Si hasta en prensa he leído titulares del tipo “suicido múltiple” cuando una madre mata a sus hijos y luego se suicida ella. Y estas feministas que piden más represión contra los hombres, más condenas a los niños a crecer huérfanos de padre, piden lo contrario cuando la asesina es la madre. Y resulta que la mayoría de los filicidios los cometen las madres, no los padres. Ahí se demuestra que no les importa el bienestar de los niños y niñas, ni su vida, sino el hacer daño a los hombres sin importarles el daño que hacen a esas criaturitas que utilizan para sus perversos fines. Cuando las llamo hipócritas no las insulto, estoy siendo excesivamente comedido en mis calificativos.

En otro que aportan digo: “No, los hombres tienen más que perder. Ahora los padres y madres le dicen a sus hijos que tengan cuidado, que cualquier lagarta los hunde.”

¿Y? ¿Qué denuncian con esta frase? Es un hecho. En mi infancia oía a las madres decirles a las hijas cuando iban a salir: “Pásatelo bien. Diviértete. Pero ten cuidado con lo que haces con los hombres, que la que pierde es la mujer.” Ahora no oigo eso. Ahora oigo a padres y madres decir a sus hijos que tengan cuidado con las mujeres porque cualquier lagarta los puede hundir. Evidentemente tiene que ser una lagarta, una víbora, cualquier ofidio o bicho similar, claro. Una buena mujer no va a abusar de los privilegios que les conceden las leyes discriminadoras para hacer daño a un hombre inocente.

Uno que se lee muy mal creo que dice:

“Miles de millones de Euros que se reparten entre unos y otras sin salvar a nadie. Se ponen como fieras si cuestionan su negocio”

¿Esto lo han puesto para denunciarme por algo o para demostrar que tengo razón? 24.000.000.000 (veinticuatro mil millones) de euros han venido de Europa en los últimos años para esto de la Industria de G€n€ro, a repartir entre unos y otras. Súmale lo que aporta el Estado, las CC.AA., las Diputaciones Provinciales, las mancomunidades, los Ayuntamientos,… 15.000.000 (quince millones) de Euros le dio ZP a la asociación feminista de Elena Valenciano. Súmale lo que han trincado las otras miles de asociaciones feministas. 40.000.000 (cuarenta millones) de euros les dieron a los medios de comunicación para que hagan propaganda feminista criminalizando a los hombres y encubriendo o justificando a las asesinas y maltratadoras… Con ese dinero no habría problema para pagar las pensiones, el desempleo,… Nos dicen que no hay dinero, pero es mentira. Dinero hay, pero para quienes se dedican al trinque. Antes era el ladrillo. Ahora es la Industria de G€n€ro. Y, como se ve, las feministas se ponen como fieras cuando alguien cuestiona su negocio. Si no hay dinero para quienes se han pasado la vida trabajando y pagando, no es su problema. Lo de salvar la vida de mujeres no parece interesarles lo más mínimo. De hecho, parece que les interesa que muchas sean asesinadas. Fíjate que después de tantos miles de millones de euros gastados (o trincados) con la excusa de que hay mujeres asesinadas por sus parejas, siguen muriendo las mismas 50-60 todos los años y no quieren que nada cambie. No permiten que se cuestione la inconstitucional LIVG. Quieren que todo siga igual. Lo que implica que sigan muriendo las mismas mujeres y repartiéndose los mismos millones. Y cuando piden algún cambio no es para evitar asesinatos, sino para hacer más daño a los hombres y niños inocentes. Los culpables se suicidan o se entregan. Tanto es el interés porque haya mujeres asesinadas por Violencia de Género, que apuntan como tales víctimas a mujeres que no lo son (según la propia LIVG).



En el twit que digo:

“No tienes más que mirar cualquier telediario: 1 día que la mató, otro que lo detuvieron, otro q ante el juez, otro q a prisión, otro q…”

 Estaba hablando de la criminalización de los hombres, ¿dónde está el insulto que denuncian las feministas? ¿Dónde está la apología de la violencia machista alabando el asesinato de mujeres o el molerlas a palos? ¿Dónde está el machismo o la misoginia? No está, evidentemente. Esas mismas feministas denunciantes se encargan de demostrar que se dedican a hacer denuncias falsas. Y luego niegan su existencia, las muy hipócritas. Por cierto, un twit da para muy poco. Aquí podéis ver eso mismo, pero correctamente expuesto:

Desincentivar la pasividad y fomentar el emprendimiento

Esa entrada del blog habla de fomentar el emprendimiento, pero se habla de la criminalización de los hombres como ejemplo de la capacidad de manipulación de la sociedad por los medios de comunicación.

Os lo voy a poner más fácil, os copio esa parte aquí:

“Es sabido que algunos hombres asesinan a sus hijos. También algunas mujeres, claro, pero menos, muchas menos. Y si lo hace una madre es por algún trastorno siquiátrico o algo parecido.

También es sabido el gran número de cáncer de mama que existe y la necesidad de luchar y  destinar recursos contra esa lacra.

Pues bien, las cosas no son como nos creemos, sino que hacen que así nos las creamos. La sociedad siempre ha sido manipulada por el aparato propagandista de quien ostenta el poder en cada momento. Eso, en principio, suena mal. Pero peor es cuando esa manipulación se hace para perjudicar. Si al menos se hiciese para beneficiar a la sociedad...

Por cierto, no son los hombres los principales asesinos de sus hijos, sino las mujeres. Esta afirmación escandalizará, ofenderá y le parecerá falsa a la gran mayoría de la gente, pero es cierta. ¿Por qué existe esa convicción de que los hombres son los asesinos de sus propios hijos y no las mujeres? Porque así lo determina la propaganda del actual régimen feminista.

Los medios de comunicación abren con la noticia de que un padre ha asesinado a sus dos hijos. No paran ahí. Se extienden en los detalles. Los cuentan de forma tendenciosa para predisponer al espectador. Cuentan que había aprovechado el fin de semana que le tocaba pasar con ellos. Cuentan que lo ha hecho para hacer daño a la madre (aunque nadie conozca el motivo real). Se recrean en los detalles más macabros, desagradables, repugnantes, hirientes. Cuentan cómo los pobres críos lloraban pidiendo ayuda mientra el padre los mataba con sus propias manos y cómo la sangre se derramaba por sus cuerpecitos,... Se alargan mucho más de lo que corresponde a la crónica de sucesos. Ponen la fotografía de los niños felices, riendo, antes de ser asesinados por su propio padre. Hacen comentarios lesivos que deshumanizan al hombre.

Al día siguiente cuentan cómo ha sido detenido por la Guardia Civil y alargan la historia con más detalles repugnantes, con más fotos de los críos, con lágrimas de la madre, con opiniones de alguna “experta”,...

Al otro día sacan escenas de cómo lo han llevado ante el juez y de cómo la gente le grita, le insulta, le amenazan exaltados. Destacan a las hordas pidiendo linchamiento. Muestran nuevas fotos de los niños. Profieren nuevas palabras de grueso calibre contra el padre. Dejan caer comentarios sobre “violencia de género” y sobre la custodia de los hijos. Suben la adrenalina y la indignación de la audiencia.

Al otro día siguiente cuentan cómo ha pasado su primer día en la cárcel, las medidas que ha tomado el juez, y más detalles e imágenes de los pobres niños asesinados. Imágenes del enterramiento de esos pequeños féretros blancos. La madre y la familia llorando desconsolados. Fotos del asesino. Fotos de los niños. Palabras graves. Estadísticas de niños asesinados por sus padres (hombres heteros) sin indicar lapso de tiempo,...

Y así hasta que cumplan con el cupo que tengan establecido. Crean la sensación de que todos los días hay hombres asesinando a sus hijos y que lo hacen por machismo. Así consigue el feminismo de género dogmatizar que los hombres son asesinos por naturaleza y que no deben tener los mismos derechos que las mujeres, como los nazis dogmatizaron con los judíos o el apartheid de Sudáfrica dogmatizaba con los negros.

Algunas veces también dan la noticia de que una mujer ha matado a sus hijos, pero sólo algunas veces, no todas. Despachan la noticia en pocos segundos. No se esmeran en los detalles, salvo las justificaciones o atenuantes que podía tener la madre para matar a sus hijos: "estaba en tratamiento siquiátrico" o "había tenido depresión" o "estaba en paro y la iban a desahuciar" o una de las favoritas: "había sido maltratada". Por supuesto, no ponen fotos de los niños, ni lágrimas de los familiares, ni indignación popular por el asesinato cometido por la madre, ni políticos guardando minutos de silencio,... Lo que sí suelen poner justo después es una noticia en la que el malo sea él recreándose en detalles repugnantes. Lo de ella pasa desapercibido.

Realmente, la mayoría de los niños son asesinados por sus madres, aunque todo el mundo piense lo contrario“


Otra protesta de estas feministas es porque cuestiono su constante reivindicación sobre la brecha salarial. Ocurre en cualquier fe que los fanáticos no razonan sus dogmas. De hecho, las feministas se ponen histéricas, agresivas y hasta violentas. ¿Dónde están los insultos, apologías y demás gaitas? En ningún lado, claro. Otra prueba más de las constantes denuncias falsas del feminismo. Para que quede más claro aún, ahí va el enlace a la entrada de mi blog donde trato el tema con más detalle. Muy recomendable su lectura, por cierto.

¿Existe brecha salarial?

Como se puede leer ahí, al contrario que las feministas, yo no insulto, ni miento ni amenazo. Yo razono.

Otro twit, otra “prueba” feminista. Ante este twit feminista con la típica victimización de las mujeres y criminalización de los hombres:

“La ley de VG es necesaria ya que en nuestra sociedad está bien visto que se maltrate a una mujer por el hecho de serlo.”

Yo replicaba:

“Otra mentira feminista. Una mujer ofendida puede abofetear a un hombre, pero no al revés”.

¿Qué pretenden demostrar con esta captura las feministas? Es que no dicen nada. Lanzan varias acusaciones falsas y aportan como prueba un revoltijo de capturas de twitter (sin orden ni concierto) que nada tienen que ver con la denuncia falsa que han puesto. Lo cual evidencia el caos y/o la incapacidad que hay en la mente de estas individuas.

¿He dicho alguna mentira? No hay más que ver los anuncios en TV. En ellos se humilla a los hombres, las mujeres los maltratan y hasta les pegan. Impensable que se le hiciese eso mismo a las mujeres. Queda demostrado que lo que denuncian las feministas es falso (otra vez). Todo lo contrario, en esta sociedad está bien visto el maltratar a los hombres por el mero hecho de serlo. Siguiendo su lógica, la ley de Violencia de Género debería ir contra ellas, contra las feministas.

Ah mira, esta está bien:

“¿Qué eres, cansina o retrasada? He dicho varias veces q eso estaba obsoleto, sacado adrede de una captura antigua. Mira el nº de seguidores”.

Y la feminista subraya la palabra “retrasada”. Esto ya se supone que sí es un insulto. Qué va. Lo que parece es que sí que es retrasada. Yo no he afirmado nada. He formulado una pregunta. Supongo que será tan retrasada que no entenderá la diferencia. Para comprender este tweet habría que ver la conversación al completo, pero las feministas no pretenden que se haga justicia sino todo lo contrario. Por eso sólo cuentan medias verdades y ocultan todo lo demás.

Esto viene de su insistencia en vincularme a UPyD y el cómo yo rehuía el admitirlo. Con lo que quedaría demostrada la falsedad de otra acusación (en este caso del Consejo de Dirección de UPyD), esa de que yo hacía declaraciones atribuyéndome cargos en UPyD. Como digo, esta feminista (que parece retrasada) insistía una y otra vez en que yo no era de UPyD o/y en que sí lo era. Tengo la buena costumbre de no mentir, aunque no estoy obligado a decir la verdad. Así que no podía decir que no soy de UPyD. Me encanta este juego de habilidad dialéctica en que éstas intentan acorralarme y hacerme decir lo que les interesa y en que yo las voy toreando y dando capotazos, jugando a los quiebros, dejando que se arrime el asta y que parezca que me va a pillar y en una diestra finta dejarla obnubilada. Y esta feminista, que parece retrasada (como digo), no se acababa de enterar de la misa, la media. Cuando ya me cansé de jugar al gato y al ratón con una feminista incapaz es cuando le respondí ese twit. Es que ya era abusar demasiado de alguien que no se puede defender adecuadamente por su escasa capacidad intelectual. Es tan inútil en la oratoria, en la retórica y en la dialéctica que ya lo único a lo que alcanzaba era a responder “Eso es una falacia” o “Eres un hombre de paja”. Una y otra vez, una y otra vez, en bucle. Estaba tan grogui como ese boxeador antes de caer a la lona que lo único que puede hacer es tambalearse con los brazos colgando. Ésta, a cada argumento mío respondía: “Eso es una falacia”. A cada razonamiento, a cada deducción, a cada exposición, sólo podía responder ya: “Eso es una falacia” o “Eres un hombre de paja”. Ya ni siguiera le llegaba para insultar como antes cuando repetía una y otra vez: “Mermado”,  o “Eres un mermado”. Se ve que habla sin saber, con lo grande que soy yo :-D

Por cierto, esto de debatir con l@s Feministas de G€n€ro es un ejercicio dialéctico que me encanta practicar de vez en cuando. Es algo que le recomiendo a todo el mundo y muy especialmente a quienes tengan que hablar en público enfrentándose a prensa hostil o a partidos rivales o debates políticos. Las reglas del ejercicio son muy sencillas:

1.- Entrar en un grupo radical o fanático cuestionando sus dogmas de fe. Yo suelo hacerlo evidenciando las mentiras y las injusticias del Feminismo de G€n€ro. Vale igual el nacionalismo, separatismo,... hasta el fútbol.

2.- Hay que ser consciente de que van a agredir como perr@s rabios@s, van a insultar, provocar, difamar,... incluso a amenazar.

3.- Yo no puedo responder de igual modo, sino todo lo contrario. No puedo mentir, aunque no estoy obligado a decir la verdad. Mis respuestas deben ser siempre con argumentos y razonamientos. Cuando la cosa se alarga demasiado, me permito alguna ironía y muy de vez en cuando un sarcasmo.



Cuando l@s feministas entran a saco con insultos y provocaciones, me acuerdo de lo que decía mi sabio abuelo: "Los toros, cuanto más bravos, mejor se torean".

Ya digo, un ejercicio muy recomendable para todos los que estamos en política.

Y hablando de lo nuestro,  me decís en la carta que he sido suspendido cautelarmente de militancia.  Oye, pues gracias por avisarme, que no me había enterado. Como me seguís cobrando la cuota de afiliación... (aquí me falta el emoticono silbando con disimulo)

Supongo que ya os habrá quedado nítidamente claro que la acusación de que he insultado a esas feministas es la típica denuncia falsa del feminismo. No las he llamado gilipollas, por ejemplo. Eso sí es un insulto. Con eso sí que me han insultado ellas a mí:





¿Decir de alguien que es un/a mierda es un insulto, una ofensa o un desprecio?  En cualquier caso, yo no he dicho que haya que ser muy mierda para ser feminista. Aunque a mí sí que me lo han dicho:

 



¿Llamar egocéntrico a alguien es insultarle? Pues llamarle machista es el insulto más grave que se puede proferir, seguro:




Estas feministas disparan ofensas, humillaciones e insultos como una ametralladora balas








-------------------------------------------------------------------------------------

.


¿Veis como quien más habla es quien más tiene que callar? Las feministas diciendo que las insultan. Ell@s que de tanto insultar tienen tan gastado el repertorio que hasta se inventan insultos nuevos. “¿Qué coño es eso de la UDEF?” Ah, no, que eso lo decía Pujol. Lo que yo quería decir es: “¿Qué coño insulto es eso de cismachos?”

 



El feminismo criminalizando a los hombres, l@s que luego quieren ir de víctimas:





El feminismo se muestra muchas veces como esas ideologías fascistas (o esos terroristas de extrema izquierda), amenazando a los que piensen diferente.





Cuando hablo de Industria de G€n€ro me refiero a cosas como estas:




.



No se ven propuestas para solucionar el problema, sólo se ve la utilización de las muertas (o asesinadas) para exigir más pasta.

¿Realmente quieren acabar con la Violencia de Género o la utilizan para lucrarse? Entrada a mi blog:

¿Queremos acabar con la Violencia de Género?


En fin, si me lo permitís, voy a sintetizar los hechos:

                Os llega un e-mail de una individua que sólo conocen en su casa a la hora de comer. En la carta dice que es presidenta de una asociación feminista que nadie ha oído nombrar y que, viendo su web, está formada por cuatro fanáticas descerebradas (valga la redundancia). Una web con tal aspecto que parece creada por chavalas de 1º de la E.S.O., muy indicativo de su nivel. Y ésta, la feminista, en lugar de formularos amablemente una petición o ruego, que es lo normal cuando se quiere conseguir algo (o simplemente por educación), os exige con prepotencia y amenazas la cabeza de un afiliado al partido que debéis dirigir. Los del nuevo CD, en lugar de indignaros por la actitud supremacista y despectiva de la feminista, en lugar de actuar con la dignidad que corresponde, salís corriendo a humillaros y a humillar al partido ante una donnadie. Vemos todos los días cómo los partidos protegen a los suyos incluso cuando delinquen. El nuevo UPyD, al contrario, decapita a los suyos en cuanto se lo ordene alguien que diga ser feminista. Y sin preguntar, claro. Eso es sumisión a la Industria de G€n€ro, no cabe duda. Porque no habéis preguntado. ¿A que no sabéis de qué va el tema? Bueno, pues aunque parece que no os importa conocer los hechos antes de dictar sentencia, os lo contaré. Entramos en un debate sobre la Gestación Subrogada. Las feministas, en contra, a prohibir, como siempre. Yo, a permitir y a defender la postura del partido, como siempre. Excepcionalmente, en este caso el debate no fue lo terriblemente virulento que suele ser con las feministas cuando les llevas la contraria o cuestionas sus falsos dogmas. Lo que no quita para que se comportasen de la forma habitual a base de insultos, ofensas, provocaciones, desprecios,... El resultado: el CD del nuevo UPyD entrega la cabeza de su afiliado cautelarmente, antes de "juicio" y de saber de qué va el tema. No sé si lo habéis entendido ahora. Me parece que tampoco. Bueno, os lo pongo más fácil todavía: en un debate sobre la Gestación Subrogada yo defendía la posición de UPyD. Las feministas estaban en contra, como siempre. Y vosotros decapitáis a quien defiende el ideario del partido para complacer a quienes quieren imponer la política contraria. ¿Veis como no soy yo quien perjudica al partido? ¿Lo pilláis ahora? No podéis expulsar a un afiliado y cargo orgánico por defender públicamente la postura oficial del partido. O quizás sí. Eso ya depende del valor que le queráis dar a conceptos tales como justicia y lealtad.

                Porque de lo que me acusa el nuevo CD es de perjudicar al nuevo UPyD. Me estoy acordando de las diversas elecciones en las que he tenido que ejercer de Representante local o Representante Provincial de UPyD. El anterior Responsable de Organización del CT ya había dejado el partido. Alguien tenía que hacerse cargo de esas funciones. Nadie podía o quería. Como siempre, ahí estaba yo para salvar la situación. Con mis 400 € de la Renta Básica no podía pagar la gasolina de varios viajes a Badajoz para entregar toda la documentación ante la Junta Electoral Provincial (además de todos los actos de campaña). En el último, estuve buscando monedas por los cajones (literalmente) para poder pagar la gasolina y poder llegar a tiempo a entregar la documentación. Y UPyD se presentó. También querían que me hiciese cargo de Cáceres, pero esos míseros 400 euros no me lo permitían. Por cierto, aunque eché una mano (varias en realidad), Cáceres no consiguió presentarse.

¿En las próximas elecciones vais a venir vosotros a realizar todos los trámites, o lo harán las feministas ante las que os humilláis? ¿Veis como no soy yo quien perjudica a UPyD?

Después de la debacle de las municipales, quedamos 4 gatos en UPyD Extremadura (como en los demás sitios) y participando activamente y con regularidad, sólo Rogelio, Juan Carlos y yo. ¿En las próximas elecciones, quién va a poner la cara para pedir avales por la calle, quién dejará sus asuntos personales y familiares, quién pondrá el dinero de su bolsillo para que UPyD se pueda presentar? ¿Lo harán los cobardes miembros del nuevo CD o lo harán las feministas que los mangonean con desprecio? ¿Veis como no soy yo quien perjudica a UPyD?

Cuando nos invitaron a un debate electoral en la televisión extremeña con los demás partidos, nadie se atrevía a ir, ni siquiera el candidato. No se podía dejar pasar esa oportunidad, máxime cuando nos quejábamos con razón de que no nos sacaban los medios. Total, que al final yo tuve que dar la cara en televisión por UPyD. ¿En el próximo evento importante para el partido en que nadie se atreva a dar la cara, vendrán a darla los miembros del CD que rápidamente se echan a los pies de cualquier feminista o serán éstas las que le resuelvan la papeleta al partido? ¿Veis como no soy yo el que perjudica a UPyD?

Últimamente, el partido no ponía dinero para las campañas, sólo algunos panfletos. Pero había que llegar a la gente, era necesario que se oyera el nombre de UPyD y algunos de sus mensajes. ¿A que no sabíais que en las varias últimas elecciones el único que ponía su coche para quemar gasolina por los pueblos de la zona con la megafonía era yo? Y eso, sin tener dinero, tiene mucho más mérito. ¿Quemaréis vuestra gasolina y le haréis km a vuestros coches y dedicaréis vuestro tiempo a hacer campaña por aquí en las próximas elecciones o lo harán las feministas que  os tratan como a perros, con exigencias? ¿Veis como no soy yo quien perjudica a UPyD?

Por cierto, ya estoy trabajando. Debería pagar 3 euros más de cuota. He intentado comunicarlo al partido por varias vías. Gorka me dijo que llamase a tal teléfono. LLamé varias veces al mismo número, pero nadie lo cogía. Hablé con algún responsable y me mandó a no sé qué departamento. Busqué en la web del partido y no vi nada. Así que, ante esta desorganización, sigo pagando (sin querer) la cuota de desempleado. ¿véis como no soy yo quien perjudica a UPyD?

Cuando confeccionábamos las listas, tanto para el Ayuntamiento como para la Comunidad Autónoma, no conseguíamos cuadrarlas por la injusta ley de paridad. No conseguíamos suficientes mujeres. Finalmente, para que UPyD se pudiese presentar, en varias ocasiones he tenido que incluir a mi madre y a mi hermana a regañadientes de éstas. Fíjate lo injustas que son las leyes feministas, que tuve que quitar a afiliados capacitados, comprometidos y con ganas para poner a un par de ignorantes que ni son afiliadas, ni saben de política, ni quieren saber. Su único mérito era ser mujer. Y con esta injusticia, el partido se presentó. ¿En las próximas elecciones vais a completar las listas con vuestras hermanas y madres o lo harán las feministas que os vejan? ¿Veis como no soy yo quien perjudica a UPyD?

Como ya le dije a Carlos Cotón por teléfono, en la última reunión que tuvimos los afiliados de Extremadura, se evidenció la dejadez del CD, lo abandonados que nos tiene y el malestar que había por ello. Tanto es así, que se propuso dejar el partido y fundar uno nuevo de ideología similar, y de ámbito regional. Al final votamos y decidimos por unanimidad el darle un poco más de margen al nuevo CD. Por cierto, ¿Cuantas alcaldías tiene UPyD en toda España, dos? Pues Carlos ni siquiera sabía que aquí tenemos una de ellas. Y otra cosa, los paisanos de Paulino no votaron a UPyD, le votaron a él. Y él tampoco era afiliado al partido. Si se presenta por otro partido puede volver a ganar la alcaldía y UPyD perder lo poco que le queda. ¿Veis como no soy yo quien perjudica a UPyD?

Yo me muevo mucho por grupos de facebook (principalmente) donde hay decenas de miles de víctimas de la LIVG, de denuncias falsas, grupos pro custodia compartida,...  Cuando llegan las elecciones, varios de los miembros de esos grupos intentamos arrimar la brasa a nuestra sardina, principalmente los de Vox, C's y yo por UPyD. Todos presentamos a nuestro partido como la única garantía de defensa de la igualdad, y de resistencia a la imposición de la discriminación de género. Es muchísima la gente que busca un partido que le defienda de la doble vara y de las leyes injustas.  Cuando yo enarbolo la bandera de UPyD, siempre hay alguno que me saca alguna declaración de algún cargo del partido (habitualmente de Beatriz Becerra) defendiendo lo contrario y me dan un "zas en toda la boca". Y este nuevo CD lo remata obedeciendo servilmente a las imposiciones feministas. A ver si lo entendéis, esos que están contra la discriminación de género (como la discriminatoria y dañina LIVG),... son gente que están deseando votar a un partido como UPyD, las feministas no van a votar a UPyD nunca, al contrario, le harán todo el daño que puedan. Menudos estrategas estáis hechos. ¿Veis como no soy yo quien perjudica a UPyD?

Que perjudico a UPyD y, por tanto, hay que echarme, decís. Vuestro silogismo es:

1.- El artículo 13 dice que el que perjudica a UPyD debe ser expulsado.

2.- José Fco. Correa ha escrito twits que han provocado comentarios que perjudican a UPyD.

3.- Por tanto, José Fco. Correa debe ser expulsado.

Siendo coherente con ese silogismo, debéis expulsar a quienes llevan las redes sociales del partido porque:

1.- El artículo 13 dice que el que perjudica a UPyD debe ser expulsado.

2.- Los twits publicados en la página oficial de UPyD provocan comentarios que perjudican a UPyD.

3.- Los que llevan las RR.SS. deben ser expulsados, y los que vengan detrás y los que vengan detrás de los que vengan detrás, porque siempre va a haber gente que proteste, que ataque, se burle o ridiculice lo que opinen otros. De hecho, suelen ser siempre los mismos, l@s del rojerío o l@s de la Ideología de género (valga la reiteración).

Este mismo silogismo es aplicable a cualquier declaración pública de cualquier miembro o cargo de UPyD. Si os asomáis a las RR.SS. seguro que mucha gente utiliza esas declaraciones para hacer comentarios que perjudiquen a UPyD.

Por ejemplo, UPyD Lugo denuncia a Galiza Nova por colgar una bandera gallega con la estrella roja. Lo publica un medio local. UPyD Lugo publica un twit mostrando su agrado. Automáticamente entran los del nacionalismo o independentismo gallego a publicar twits que “perjudican a UPyD”. Venga, vamos a jugar a las capturas de pantalla:





En esta última captura lo que muestran es un vídeo que ridiculiza a Álvaro Pombo y, por extensión, a UPyD.

¿A que no vais a expulsar a los autores del twit? Por supuesto que no. No se puede expulsar a miembros de un partido por defender el ideario de su partido. Y el partido (CD) no puede excusarse en las declaraciones de un puñado de antidemócratas, de liberticidas, para decapitar a los leales a ese partido. Sean es@s liberticidas fanátic@s separatistas o fanátic@s feministas.

¿Qué creéis que pasará en las próximas elecciones con los nacionalistas gallegos? Pues que no van a votar a UPyD, claro, pero no por este twitt, es que los independentistas, las feministas y l@s demás fanátic@s inconstitucionalistas no votarán a UPyD en ningún caso. Esta gente dice: “UPyD y PP, la misma mierda es” (entre otras lindezas) ¿o no os habíais enterado?

De hecho, UPyD es el partido menos adecuado para aplicar ese silogismo. Las propuestas del partido, sus programas electorales, las declaraciones de los gerifaltes,…  perjudican gravemente al partido provocándole cuantiosas pérdidas de votos. Por ejemplo:

En el País Vasco, el discurso de UPyD ha insistido hasta la saciedad en eliminar los privilegios fiscales de vascos y navarros. Mira que son suyos los vascos, pero prefieren votar a un partido de fuera que a uno suyo que les quiere quitar su financiación especial. Y así estamos, fuera del Parlamento Vasco, no nos vota nadie (tampoco las feministas ante las que os arrastráis para complacerlas) ¿Veis como no soy yo quien perjudica a UPyD?

En Extremadura, Andalucía y tantos otros sitios, la mayoría vivimos (de una u otra forma) del dinero público. El mensaje que transmite el partido es acabar con las mancomunidades, con las Diputaciones Provinciales, con las empresas públicas, con el gasto público, los Ayuntamientos,... Sabemos que los funcionarios son intocables, ¿verdad? Pues hasta los funcionarios decían que no había que votar a UPyD porque, si ganaban, los echarían a la calle. Imaginaros lo que decían las decenas de miles de empelados públicos, enchufados y tantos otros que cobran de lo público. ¿Veis como no soy yo quien perjudica a UPyD?

La peregrina idea de unificar poblaciones no hay dios que la entienda. Que se lo contabas a la gente y lo primero que pensaban es que les querías quitar el ayuntamiento y los servicios para dárselos al pueblo vecino que, además, suele ser el pueblo rival. ¿Veis como no soy yo quien perjudica a UPyD?

¿Y qué decir de la cruzada de UPyD contra la corrupción? Se ha gastado el dinero que se tenía y más para encarcelar a gente muy poderosa, para acabar con el establisment. Nos hemos metido con los únicos que no se debe meter uno. Los poderosos nos han aplastado como a un insecto con una inmensa campaña mediática. ¿Y cuál ha sido el agradecimiento de los votantes? Los partidos más votados, los más corruptos. El único partido que ha luchado contra la corrupción, a la puta calle. ¿Veis como no soy yo quien perjudica a UPyD?

Y vosotros, el nuevo CD del nuevo UPyD, acojonados ante las amenazas del terrorismo feminista. Sí, ya sé que se dice terrorismo machista. ¿Alguien me puede señalar cuál es ese supuesto terrorismo? ¿A que no? Claro que no. No existe. Existe el terrorismo feminista.

Según la RAE, terrorismo es:

1. m. Dominación por el terror.

2. m. Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror.

3. m. Actuación criminal de bandas organizadas, que, reiteradamente y por lo común de modo indiscriminado, pretende crear alarma social con fines políticos.


El terrorismo feminista es toda esa propaganda que hace creer a las mujeres que los hombres son monstruos que las van a matar, que todos los días están matando a mujeres y a niños porque son malvados machistas. Eso es terrorismo. Eso es el terrorismo feminista, el sembrar en las mujeres el miedo (o terror) hacia los hombres. Aunque también se debería incluir en los delitos de odio (por la criminalización que hace de los hombres)

Terrorismo feminista son los atentados que cometen contra los cargos públicos. Ninguno se atreve a hacer según qué declaraciones. No se les permite la libertad de expresión. A quien diga algo que no convenga a la dictadura feminista se le represalia con esos actos multitudinarios de mujeres con los sujetadores en las manos, o las que salen con las tetas al aire o las que van como zarrapastrosas con tambores y pancartas amenazadoras. ¿Qué no sabéis de qué terrorismo feminista os hablo? Pues del terror que habéis sentido vosotros cuando alguna desarrapada os ha amenazado diciendo que es feminista y os habéis cagado las patas abajo. ¿A que ahora sabéis de lo que os hablo?

Es tal la cagalera que os ha entrado, que en lugar de ignorar esa exigencia tan fuera de lugar, habéis escrito una carta de expulsión, pero no para mí, porque la carta no la habéis escrito para mí, la habéis escrito para satisfacer las exigencias del terrorismo feministas. Digo que las habéis escrito para satisfacer las exigencias, el chantaje, del terrorismo feminista porque en un par de días habéis escrito la carta, habéis movido Roma con Santiago para encontrar la dirección y se la habéis hecho llegar a las feministas que os doblegan. A mí no. A mí me la habéis mandado un mes después, sin prisas. Se supone que soy el primer interesado, pero eso es sólo una suposición. En realidad vuestra motivación era el miedo que teníais ante las amenazas feministas.

¿Notáis alguna diferencia entre el UPyD al que nos afiliamos y el nuevo UPyD? UPyD nació contra el terrorismo. Se declaraba como un partido “no políticamente correcto” y tenía huevos para plantarle cara a los que daban miedo de verdad, a los terroristas de ETA que mataban cobardemente con pistolas y por la espalda. Pero eso era cuando el CD de UPyD tenía los cojones de Rosa Díez (entre otros). Ahora sólo veo una panda de cagones que se arrastra ante cualquiera que los amenace diciéndose feminista.

Pero si es que sois tan desgraciados que hasta me mandáis capturas del blog donde estas cuatro donnadies os exhiben como trofeo, donde exhiben las exigencias y las amenazas que os hacen y cómo vosotros os humilláis ante ellas. ¿No sabíais que no se debe ceder al chantaje terrorista? Quienes cedéis al chantaje terrorista dañáis a toda la sociedad. No tenéis dignidad ni vergüenza.



Atentamente,

Don José Fco. Correa





domingo, 20 de noviembre de 2016

Desincentivar la pasividad y fomentar el emprendimiento



A la gente nos va lo cómodo. A los políticos, que también son gente, también les va lo cómodo. Nuestros políticos tienen cargos que desempeñar y problemas que resolver. A veces son bastante difíciles de ventilar. No es ironía, lo digo en serio. Resuélvame usted el paro, la crisis económica, el terrorismo, la drogadicción, los conflictos sociales o políticos (internos y externos), la financiación,... No es fácil, no. Y si encima tienes a los ciudadanos echándosete encima, pues ya ni te cuento cómo se complica la cosa. Porque no olvidemos que el político depende del voto. Si los votantes se le revuelven, acabará dedicando más tiempo y recursos a no perder los votos que a solucionar los problemas. ¿Cómo? Como siempre: pan y circo. En la pocilga, ¿qué cochino chilla? el que no está comiendo. Vale, pues al que se quede en paro se le da una prestación por desempleo. Si se le acaba, se le da un subsidio para que siga cobrando. En ciertas zonas con un paro estructural, se crea el PER y así, entre unas cosas y otras, van tirando. Al que no tenga nada se le da una Renta Básica de Inserción. A los que van para mayores, la RAI. Para ciertos colectivos se disponen otras prestaciones económicas. En cualquier caso, los Servicios Sociales pueden gestionar distintas ayudas...¡Es que tengo derecho! Me dirán más de dos, ofendidos. Y tienen razón. Tienen derecho, claro. Por eso se lo dan. Pero no es sólo la gente, también para autónomos, empresas, cultivos,... Hay subvenciones a trochemoche. Algunas necesarias, otras beneficiosas y otras para afianzar la sociedad del chanchulleo y la sopa boba. Me refiero a casos como los del girasol: el agricultor echaba unas pipas al suelo, brotaba algo, el técnico certificaba que habían “plantado” girasol y se embolsaba una subvención. No tenía gastos (ni siquiera se molestaba en cosecharlas), no creaba empleo, no producía alimentos, sólo trincaba de lo público. 
 

Y yo estoy de acuerdo en que el Estado debe amparar a los ciudadanos que lo necesiten, que el fin del Estado no puede ser sangrarnos con impuestos, tasas, multas,... y complicarnos la vida con leyes estrechas y complejos trámites burocráticos. Pero no, no es esa la cuestión. La cuestión es el modelo de Estado, el modelo de sociedad, el modelo económico. La actitud "tengo derecho (a que me den)" está plenamente arraigada entre nosotros. La han creado los distintos Gobiernos de los diferentes partidos. No olvidemos que si tenemos esos derechos es porque los políticos han querido aprobar leyes en ese sentido. Podían haberlas aprobado en cualquier otro. El problema es que así no creamos una sociedad ni una economía productiva. Con esta inducción política al apesebramiento de la sociedad consiguen los políticos su objetivo de tener unos ciudadanos dóciles y unos votantes relativamente contentos. Pero con eso, y con las trabas que ponen al flujo natural de la economía, no acabamos de salir del país de la picaresca. Estamos en un país europeo (sí), desarrollado (sí), pero no tanto. Moderno, pero no mucho. Con constantes y altísimas tasas de paro, aunque paro subvencionado, claro. Con un importante porcentaje de la economía sumergida (que todos aseguran que van a eliminar, pero no pueden o no saben cómo). Y sin un auténtico espíritu creativo y emprendedor que nos impulse a la vanguardia social y económica. 

Como modelo productivo está a la vista la eficacia del norteamericano, pero no es eso lo que yo quiero para los españoles. El Estado no debe convertir a los ciudadanos en productores. El objetivo del Estado debe ser producir bienestar, seguridad y hasta felicidad a sus ciudadanos. 

Para una mejor marcha de la economía, para generar riqueza, para poder redistribuir la riqueza generada, para dar servicios y prestaciones a los ciudadanos, el Estado debería estimular la creación de empresas. Debería motivar a los jóvenes a desarrollar esas nuevas ideas, esa loca creatividad de la adolescencia y de la juventud. Debería fomentar el espíritu emprendedor, dar alas a quienes sueñan con un futuro próspero, en lugar de adormecerlos con un poco de pienso en el pesebre. 

Si se lo comentamos a algún político con cargo público nos dirá que ya están haciendo todo eso y mucho más. Lo cual me recuerda este caso reciente en mi ciudad: sacan una partida presupuestaria para fomentar la estructura empresarial local, la enfocan a industria y servicios (olvidándose de que aquí no tenemos industria y dejando fuera lo que realmente tenemos: turismo), dan sólo 15 días de plazo para solicitarla, y entre restricciones y requisitos, al final sólo se han presentado dos solicitudes. Pues más parece que esté destinado a beneficiar a algún amiguete que a desarrollar la economía de la ciudad. Y es que una cosa es solucionar problemas serios, especialmente los estructurales, y otra muy distinta a lo que están acostumbrados los políticos. Éstos suelen destinar grandes cantidades de dinero público más a salir bien en los periódicos y en las estadísticas que a solucionar realmente los problemas. En lugar de enfocarlo como un acto político o burocrático, habrá que afrontarlo con un enfoque de ingeniería social. Se puede cambiar la mentalidad y la actitud de la gente. Se puede guiar sus pensamientos y sus convicciones. Incluso se puede hacer que todo el mundo esté plena y profundamente convencido de algo que, en realidad, es completamente falso. Que sí, que se puede. Ya sé que tú me dirás que a tí no te manipulan, que tú piensas por tí mismo, que estás bien informado,... pero...


Es sabido que algunos hombres asesinan a sus hijos. También algunas mujeres, claro, pero menos, muchas menos. Y si lo hace una madre es por algún trastorno siquiátrico o algo parecido.

También es sabido el gran número de cáncer de mama que existe y la necesidad de luchar y  destinar recursos contra esa lacra.

Pues bien, las cosas no son como nos creemos, sino que hacen que así nos las creamos. La sociedad siempre ha sido manipulada por el aparato propagandista de quien ostenta el poder en cada momento. Eso, en principio, suena mal. Pero peor es cuando esa manipulación se hace para perjudicar. Si al menos se hiciese para beneficiar a la sociedad...

Por cierto, no son los hombres los principales asesinos de sus hijos, sino las mujeres. Esta afirmación escandalizará, ofenderá y le parecerá falsa a la gran mayoría de la gente, pero es cierta. ¿Por qué existe esa convicción de que los hombres son los asesinos de sus propios hijos y no las mujeres? Porque así lo determina la propaganda del actual régimen feminista. 

Los medios de comunicación abren con la noticia de que un padre ha asesinado a sus dos hijos. No paran ahí. Se extienden en los detalles. Los cuentan de forma tendenciosa para predisponer al espectador. Cuentan que había aprovechado el fin de semana que le tocaba pasar con ellos. Cuentan que lo ha hecho para hacer daño a la madre (aunque nadie conozca el motivo real). Se recrean en los detalles más macabros, desagradables, repugnantes, hirientes. Cuentan cómo los pobres críos lloraban pidiendo ayuda mientra el padre los mataba con sus propias manos y cómo la sangre se derramaba por sus cuerpecitos,... Se alargan mucho más de lo que corresponde a la crónica de sucesos. Ponen la fotografía de los niños felices, riendo, antes de ser asesinados por su propio padre. Hacen comentarios lesivos que deshumanizan al hombre.

Al día siguiente cuentan cómo ha sido detenido por la Guardia Civil y alargan la historia con más detalles repugnantes, con más fotos de los críos, con lágrimas de la madre, con opiniones de alguna “experta”,...

Al otro día sacan escenas de cómo lo han llevado ante el juez y de cómo la gente le grita, le insulta, le amenazan exaltados. Destacan a las hordas pidiendo linchamiento. Muestran nuevas fotos de los niños. Profieren nuevas palabras de grueso calibre contra el padre. Dejan caer comentarios sobre “violencia de género” y sobre la custodia de los hijos. Suben la adrenalina y la indignación de la audiencia.

Al otro día siguiente cuentan cómo ha pasado su primer día en la cárcel, las medidas que ha tomado el juez, y más detalles e imágenes de los pobres niños asesinados. Imágenes del enterramiento de esos pequeños féretros blancos. La madre y la familia llorando desconsolados. Fotos del asesino. Fotos de los niños. Palabras graves. Estadísticas de niños asesinados por sus padres (hombres heteros) sin indicar lapso de tiempo,...

Y así hasta que cumplan con el cupo que tengan establecido. Crean la sensación de que todos los días hay hombres asesinando a sus hijos y que lo hacen por machismo. Así consigue el feminismo de género dogmatizar que los hombres son asesinos por naturaleza y que no deben tener los mismos derechos que las mujeres, como los nazis dogmatizaron con los judíos o el apartheid de Sudáfrica dogmatizaba con los negros. 

Algunas veces también dan la noticia de que una mujer ha matado a sus hijos, pero sólo algunas veces, no todas. Despachan la noticia en pocos segundos. No se esmeran en los detalles, salvo las justificaciones o atenuantes que podía tener la madre para matar a sus hijos: "estaba en tratamiento siquiátrico" o "había tenido depresión" o "estaba en paro y la iban a desahuciar" o una de las favoritas: "había sido maltratada". Por supuesto, no ponen fotos de los niños, ni lágrimas de los familiares, ni indignación popular por el asesinato cometido por la madre, ni políticos guardando minutos de silencio,... Lo que sí suelen poner justo después es una noticia en la que el malo sea él recreándose en detalles repugnantes. Lo de ella pasa desapercibido. 

Realmente, la mayoría de los niños son asesinados por sus madres, aunque todo el mundo piense lo contrario:

 


Sobre el cáncer de mama... Habría que tener en cuenta la cantidad de campañas que se hacen de autodetección, campañas de apoyo, maratones, día mundial, subvenciones, tiempo dedicado en medios de comunicación, en actos políticos, recursos para investigación... es de suponer que es el cáncer que más afecta a la humanidad con mucha diferencia y por eso es el único que tiene gran visibilidad, recursos y apoyos. Pues no, resulta que no. Si alguien te dice ¿y el cáncer de próstata? ¿por qué no se dedican los mismos medios y recursos a luchar contra él? Seguro que te dicen: “Es que habrá muchos menos casos”. Pues no, tampoco eso es cierto sino todo lo contrario.

--> Los tumores más frecuentemente diagnosticados para la población general en España en el año 2012 fueron:

- cáncer de colon (32.240 casos nuevos),

- cáncer de próstata (27.853 casos nuevos),

- cáncer de pulmón (26.715 casos nuevos),

- cáncer de mama (25.215 casos nuevos)

- cáncer de vejiga (13.789 casos nuevos).




Según aecc la incidencia de cáncer de mama anual es de uno 26.000 casos. El de próstata fue de 32.641 en 2014



Está claro que vamos a pensar y a creer lo quieran que pensemos y que creamos, es sólo cuestión de dinero. Siendo eso así, ¿por qué no utilizar esos medios para crear una sociedad emprendedora, para animar a la gente desarrollar sus ideas, a intentar llevarlas a la práctica, en lugar de adormecerlos y apesebrarlos para que no molesten?

El Estado debe inducir a la gente a embarcarse en su propio sueño e intentar llevarlo a buen puerto.

La gente, especialmente los jóvenes, sueñan con un futuro próspero. Hay que darles alas, no anestesiarlos. La gente es creativa, quiere desarrollar nuevas soluciones a los problemas, nuevos productos, nuevos servicios, nuevos enfoques,... Es necesario que se sientan respaldados. Es necesario que haya un apoyo político y un reconocimiento social. No puede ser que ante el tremendo éxito de Inditex (Zara), algunos se dediquen a atacar y a desprestigiar a Amancio Ortega. Todo lo contrario. Hay que repudiar la envidia malsana. Quien triunfa debe recibir el reconocimiento de la sociedad, debe tenerse como referente, debe ser un modelo a seguir. 

No es bueno que a los españoles se les cree esa angustia de tener que alcanzar el éxito empresarial y económico ni que la sociedad española quede divida entre "winners" y "losers". Pero tampoco es bueno que la aspiración de los jóvenes sea el vivir de un sueldo público o apañarse con alguna subvención o ayuda pública. No podemos construir una sociedad próspera viviendo de subsidios. Es necesario crear empresas, crear empleo, crear riqueza, crear bienes que incrementen nuestro bienestar. Es necesario animar a la gente a emprender y ayudarles en su emprendimiento. Es importante que se reconozcan los méritos de quienes los tienen. Es necesario que los políticos dejen de comprar el voto  de la gente con subvenciones y empleo público (muchas veces precario) y que fomenten el espíritu emprendedor y el tejido económico. Es necesaria una regeneración democrática. 

viernes, 29 de julio de 2016

Los 4 grandes no han recibido el castigo que merecían.







Creo que los 4 grandes no han recibido el castigo que merecían.” – Gorka Maneiro 





26J, siguiente capítulo del 20D. Gana el PP, gana el PSOE, también ganan Podemos y Ciudadanos. Así dicho suena raro, pero más raro resulta que los partidos más corruptos, y los que tanto han mentido, los que han traicionado a sus votantes, reciban tantos millones de votos. 
 

El PP, con constantes casos de corrupción en los medios, con tantas promesas electorales incumplidas, con tantos recortes a los españoles al tiempo que mantiene la carísima y sobredimensionada estructura política y clientelar, ha subido en número de votantes. Parece que muchos les han votado por miedo a Podemos, al comunismo, a que nos conviertan en República Bananera Bolivariana. Les ha funcionado la estrategia del miedo, esa que tanto usó el PSOE contra ellos cuando en los mítines gritaban Alfonso Guerra o José Blanco: “Que viene la derecha”.

El PSOE, descendiendo el número de votos, aún más, batiendo récords con los peores resultados de su historia, creo que también ha ganado. Con tantos casos de corrupción y tanto dinero “distraído” de las arcas públicas (mucho más que el PP), habiéndonos metido en la peor crisis que se recuerda, alardeando de políticas de Género que discriminan y dañan gravemente a la mayoría de la población, proponiendo estatus especial para Cataluña en un Federalismo Asimétrico que discrimine a las Comunidades Autónomas más pobres, participando del nacionalismo discriminador y excluyente, habiendo olvidado el discurso y el sentido de la izquierda para convertirse en un PP maquillado de rojo, han cosechado varios millones de votos. Increíble. Aunque es de suponer que esos votos seguirán bajando al ir perdiendo su inmensa red clientelar sostenida con dinero público.


Podemos, con un resultado muy inferior a su expectativa, después de haber decepcionado a los suyos con el constante cambio de discurso como veleta movida por el viento de los intereses partidistas y especulaciones electorales, después de haber dedicado más tiempo a parecer que a ser (en los Ayuntamientos que gobierna), se ha consolidado y sólo le falta la red clientelar del PSOE para pasarle de largo.


Ciudadanos, después de los informes de financiación ilegal, después de los constantes rumores de estar al servicio del IBEX y no de los ciudadanos, después de sus contradicciones y arrogancia, después de las constantes purgas y problemas internos, después de salirles ranas y sapos por doquier, después de haber prometido en campaña que no ayudaría ni al PP ni al PSOE y haber traicionado a sus votantes firmando un pacto con el segundo para aliarse con el primero,…  sólo ha perdido 8 escaños. 


UPyD se quedó fuera el 20D y volvió a quedarse, con muchos votos menos, el 26J.
UPyD ilustra mejor que nadie el populismo y la desvergüenza política, y no por sí, sino por los demás. Cuando UPyD estaba en el Parlamento como el Pepito Grillo de la política y de los políticos, cuando andaba todos los días a vueltas con la Regeneración Democrática, reprochándoles la corrupción, exigiendo Transparencia, independencia del Poder Judicial, abolición de los privilegios como los aforamientos, eliminación de lo superfluo como el Senado o las Diputaciones Provinciales,… cuando UPyD estaba todos los días con la matraca, todos los partidos empezaron a apuntarse a los nuevos aires políticos, y no como seguidores, sino como abanderados (de boquichi, claro). Todos se daban golpes en el pecho y alardeaban de ser los más transparentes y pretendían ser los que más luchaban contra la corrupción (aunque tuviesen su casa llena de corruptos), a todos se les llenaba la boca con la “Regeneración Democrática”, todos proponían algún tipo de supresión o reorganización de Entes Públicos, todos los que llevaban décadas blindando a los suyos con aforamientos y ampliando el número de aforados, pasaron a hablar de eliminarlos o reducirlos,… 


Por entonces se hizo una inmensa campaña de desprestigio primero, y de ostracismo después, contra UPyD. Se le exigía autocrítica. Cada vez que alguien de UPyD abría la boca, automáticamente: “Tenéis que hacer autocrítica”. Bueno, en realidad se le exigía que se autoinculpase por los malos resultados electorales. Esos resultados que iban cosechando provocados por la manipulación mediática. El pueblo, soberano y maduro, le retiró el voto en favor de los nuevos cantos de sirenas proyectados y amplificados por todo el aparato mediático y propagandístico.


Aplicando la ley del voto útil, la Ley D’Hont, las leyes de la propaganda política y todas las aplicables, UPyD quedó fuera del Congreso el 20D. Pasaron 6 meses de bochornoso espectáculo. Con el trasfondo (más bien la excusa) de formar Gobierno, los partidos se dedicaron al postureo. Se embarcaron en una campaña electoral de 6 meses pagada con dinero público. Se olvidaron de los intereses de España y de los españoles, de los que les estaban pagando el sueldo y la campaña, y se dedicaron a lo suyo: a predisponer a la opinión pública en contra de tal y a favor sí mismos. 


Con un PP que, viendo el panorama, soltó su propuesta de gran coalición, se apartó y se dedicó a ver cómo se desangraban entre ellos y ellos.


 Con un PSOE dando zarpazos a diestra y siniestra. Con más deseos de coger la vara de mando que posibilidades de hacerlo. Más preocupado por aparentar distanciarse del PP que de la formación real de Gobierno. Con más miedo a Podemos que capacidad para negociar. Con aquella pomposa escenificación, que recordaba el fatuo zapaterismo, de lo que era un simple acuerdo en el que C’s ponía a su disposición los escaños que había obtenido prometiendo que no los iba a poner a su disposición.


 Con un Podemos cada día más envanecido  y prepotente, humillando al PSOE y deseando unas nuevas elecciones, con la confianza de que continuase el hundimiento de los socialistas y el ascenso propio, confiando en el sorpasso. 


C’s, en un hervidero de hiperactividad, quería estar en todos lados, en todas las fotos, salir en todos los periódicos e informativos, aparecer como el gran hacedor, ser el nuevo Adolfo Suárez (lo decía Rivera en sus típicos ramalazos de “modestia”, hasta que el propio hijo de Suárez le pidió respeto). Quería ser la novia en la boda y el muerto en el entierro. Después de haber prometido en campaña que no ayudaría ni al PP ni al PSOE a formar Gobierno, traicionaba a sus votantes entregándoles esos votos a los socialistas y pretendía, cual gran estratega, forzar al ganador PP a pactar con ellos pasando por el mismo aro por el que le había hecho pasar el PSOE a ellos. 


 Y llegaron unas nuevas elecciones forzadas por el “amor propio” (nunca mejor dicho) de los partidos. En esa fugaz XI legislatura no consiguieron ponerse de acuerdo salvo en aumentarse las vacaciones. Los problemas de los españoles los dejaban para luego si eso. Y los españoles votaron. Menos que en otras ocasiones, hartos de tanto politiqueo y mangoneo, pero votaron. Y los 4 grandes cosecharon votos por millones. Y no, no recibieron el castigo que merecían. Ese castigo lo recibieron los propios votantes que tuvieron que correr con los gastos y seguir sin Gobierno. El pretendido voto útil del 20D sirvió para nada, para una XI legislatura cara e inútil. Pero el voto útil del 26J tampoco está sirviendo para nada, desde luego no está sirviendo para resolver los problemas de los españoles. Ni si quiera para que los políticos muestren interés en ellos. Están demasiado ocupados repartiéndose sillones, amañando pactos, fingiendo indignación (como la de C’s con los votos nacionalistas),…


El establishment ya ha dado por muerto y enterrado a UPyD. Los políticos ya no hablan de aforados, ya no hablan de independencia del Poder Judicial, ya no hablan de Transparencia, ya no hablan de eliminar duplicidades y Entes superfluos, … Ya no hablan, y de hacer, para qué hablar.


Así las cosas, ya pueden dedicarse cada uno a lo suyo, a lo de siempre, sin disimulo: a trabajar por su partido, como ellos mismos dicen.


El PP se siente ganador, en ascenso, confiado en superar resultado en caso de nuevas elecciones. Así que se limita a mantener las formas y dejar pasar el tiempo. Que consiguen la investidura, bien. Que vamos a nuevas elecciones, pues también. Mientras, siguen con su nueva y exitosa táctica del miedo: si no forman Gobierno, no se podrán pagar las pensiones ni a los funcionarios, ni funcionar las ONGs,..


El PSOE hizo “la campaña del SÍ”, decían ellos con todo el aparataje y escenificación, incluido un enorme Sí en mitad de la calle cubierto de flores. Una cursilada como otra cualquiera. Luego, los votos recibidos para el Sí los están utilizando para el NO: NO a Rajoy, NO a nuevas elecciones, NO a un gran pacto de izquierdas con Podemos,… A mí, eso de que me pidan el voto para una cosa y luego lo utilicen para todo lo contrario me jode, me da la sensación de que me han estafado, que me han traicionado. Y mientras, Pedro Sánchez ausente, a lo suyo, desoyendo a los veteranos, a los barones, a la ciudadanía. A lo suyo, digo, a salvar su culo, a intentar pillar algo de poder, a mantenerse como el puto amo del partido contra viento y marea y contra los intereses de los españoles que le han votado y que le pagan el sueldo. ¿Y la autocrítica?
Podemos, después del arranque de furia de la fiera herida, se retiró a sus cuarteles a restablecerse del mazazo. En un primer arranque de ira se culpaba a cualquiera de no haber logrado el sorpasso,  incluso algunos pedían que se muriesen los viejos. Pablo Iglesias, en su línea narcisista, atribuía el fracaso a haberlo hecho todo demasiado bien. Sí, suena a chiste aunque sea patético, pero de autocrítica, nada de nada. Eso sí, ya no montan escenificaciones con los gerifaltes del partido para presentar propuestas humillantes para el PSOE. 


C’s, que basó su campaña en arremeter contra Rajoy y prometer que no lo ayudaría a formar Gobierno, ahora traiciona de nuevo a sus votantes y dice que se abstendrá en la votación para facilitar la investidura de Rajoy. Hasta pide al PSOE que facilite la investidura de Rajoy. Es más, hasta se atreve a pedirle a S.M. el Rey que convenza al PSOE para que gobierne Rajoy. Lo de Rivera empieza a ser esperpéntico. ¿Y la autocrítica?


Quien vota a corruptos pierde todo el derecho moral a quejarse de la corrupción, a quejarse de que le roben los políticos, porque ningún político se pone ahí, los ponen los votantes.


Quien vota a traidores, a mentirosos, pierde todo el derecho a quejarse de que los políticos mientan. Si están ahí engañando es porque ustedes los han colocado con sus votos. 


Quien no vota en las elecciones pierde todo el derecho moral a quejarse de la política porque no ha hecho nada por cambiarla teniendo la ocasión.


Quien se justifica resignadamente diciendo: “¿Y a quién vas a votar si son todos iguales?” es porque no ha votado a UPyD. Porque UPyD no es como los demás. Por eso lo quieren finiquitar los corruptos, los traidores, los separatistas, los recortadores,… por eso debería votarle la gente. 


Es necesario que la gente no vote por odio ni por miedo. Es necesario que la gente no vote a quienes les roban. Es necesario que la gente no vote a quienes les engañan y a quienes les traicionan. Es necesario que la gente no vote a quienes basan la política en el reparto de sillones y de prebendas. Es necesario que la gente castigue a los malos y premie a los buenos. Los 4 grandes no han recibido el castigo que merecían. Es necesaria una regeneración democrática.